Los Divinos, en Teatros del Canal

Los Divinos, en Teatros del Canal

Lo mejor de tener buenos amigos que además son buenos músicos son todos aquellos momentos en que, ya fuera del escenario, la música pierde toda dimensión trascendental (que si frac, que si pajarita, etc…) y entra en el terreno de lo puramente lúdico, en incluso chistoso. Sí, amigos: yo he oído sopranos empezar cantando el Casta Diva i acabar versionándolo por bulerías; tenores cantar tangos a voz en grito por las calles de madrugada; pianistas destrozar Bach a ritmo de sardanas; coros de músicos de reputado prestigio cantando la parrala a deshoras… En fin, que me he reído un montón en momentos como esos.

Y fueron esos momentos los que rememoré en los Teatros del Canal, donde se acaba de estrenar el espectáculo Los Divinos, con José Manuel Zapata y Ara Malikian, entre otros músicos fenomenales:

Seguramente se puede hacer una crítica con palabras más finas, pero creo que lo más exacto que se puede decir del asunto es que estos dos y sus secuaces están de la olla y se les ha ido la pinza pero que mucho. Y te partes la caja con ellos durante hora y cuarto, que con los tiempos que corren va muy bien para el cutis y la salud mental.

No voy a revelar secretos del espectáculo, pero sí que diré que en él se pueden escuchar tanto el Nessun dorma, un cuarteto de Dvorak y el Lago de los cisnes como el I want to break free de Queen (versión para violines, guitarra y violoncelo-aspiradora) o el Thriller de Michael Jackson. Ah, y una hilarante versión de la nana “Guten Abend, gute NaCHT” de Brahms. Y los que vayáis ya entenderéis las mayúsculas de NaCHT…

No faltará quien se lleve las manos a la cabeza ante este espectáculo sacrílego y herético desde el punto de vista ortodoxo, pero por favor, recordemos: ¡aquí hemos venido a jugar!

Otra opción es pensar que si estos pobres atolondrados se pudieran ganar la vida decentemente con la música, o si vivieran en otro país, no tendrían que dedicarse a montar estos numeritos. Pero creo yo que precisamente ahí está el problema: ¡estos tíos están tan locos que habrían hecho exactamente lo mismo incluso siendo alemanes!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>